Rizartrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa del cartílago articular que conlleva la deformidad y destrucción progresiva de la articulación. En la mano, la segunda localización más frecuente es la articulación trapeciometacarpiana, produciendo el cuadro conocido como Artrosis de la base del pulgar o Rizartrosis.
Presentación de Dr. Pedro Sánchez Angulo, especialista en cirugía de miembro superior
Rizartrosis

¿Cuál es la causa de la rizartrosis?

La rizartrosis es más común en personas de edad comprendida entre los 50-60 años y es más frecuente en mujeres. También puede afectar a personas más jóvenes, especialmente aquellos que realizan movimientos repetitivos y de alta carga en la articulación del pulgar, como los músicos o los deportistas

01

Síntomas de la rizartrosis

Produce dolor a nivel de la base del pulgar que a veces irradia hacia todo el dedo. Suele ser un dolor incapacitante que dificulta las tareas cotidianas como girar una llave o abrir una botella, siendo característico el que se caigan los objetos de las manos como platos, vasos, etc… El dolor se manifiesta especialmente a la hora de realizar el gesto de la pinza con el pulgar y resto de dedos de la mano.

02

Cómo se diagnostica

Para el diagnóstico es suficiente con la exploración clínica y con una radiografía simple en dos proyecciones que nos mostrará el grado de degeneración de la articulación. Hay que decir en este punto que no se correlacionan los hallazgos radiológicos con la clínica que presentan los pacientes, es decir, que no necesariamente degeneraciones más severas en la radiografía van a conllevar un mayor dolor y viceversa.

Grados de la rizartrosis

La rizartrosis se clasifica en diferentes grados según la gravedad de la misma y se determinan mediante exámenes clínicos y radiográficos. A continuación detellamos la clasificación de Eaton-Littler para la rizartrosis:

Grado 1:

En este grado, hay un desgaste mínimo del cartílago y puede haber una ligera inflamación. Los síntomas son leves y la movilidad del pulgar no se ve afectada significativamente.

Grado 2

En este grado, hay un desgaste moderado del cartílago y pueden aparecer pequeñas deformidades en la articulación. Los síntomas incluyen dolor más pronunciado, inflamación y dificultad para realizar ciertos movimientos con el pulgar.

Grado 3

En este grado, hay un desgaste significativo del cartílago y la articulación del pulgar puede estar deformada. Los síntomas son más severos, incluyendo dolor, inflamación, rigidez y dificultad para realizar movimientos básicos con el pulgar.

Grado 4

Este es el grado más avanzado de la rizartrosis. En este caso, el cartílago está casi completamente desgastado y la articulación puede estar deformada y muy dolorosa. La movilidad del pulgar se ve significativamente limitada.

Tratamientos conservadores y quirúrgicos

En estadios iniciales el reposo, el calor local, los analgésicos y el uso de ortesis o férulas pueden aliviar la sintomatología. En casos que no respondan al tratamiento anterior puede iniciarse fisioterapia en pos de aliviar el dolor y mejorar la funcionalidad de la articulación.

01

Tratamiento con infiltraciones

Si no se mejora con la fisioterapia hay especialistas que recomiendan las infiltraciones con corticoides. Desaconsejo firmemente dicho tratamiento debido a que, sólo produce un alivio a corto plazo y puede producir efectos secundarios indeseables como son la despigmentación de la piel, atrofia grasa y roturas tendinosas. Además las infiltraciones con corticoides aceleran la degeneración de la articulación.
Las infiltraciones con otras sustancias no se han demostrado evidencia científica suficiente.

Operación de rizartrosis

Ante la no mejoría con analgésicos, ortesis y fisioterapia, estaría indicado el tratamiento quirúrgico. Existen multitud de técnicas quirúrgicas que se han ido describiendo a lo largo de los años, aunque podría resumirlas en tres fundamentalmente: La ligamentoplastia, la prótesis y la artroscopia.

Dependiendo del grado de afectación radiológica, edad del paciente, demanda funcional y expectativas de recuperación se elegirá una técnica u otra.

Tecnicas

Ligamentoplastia y Suspensoplastia

Las técnicas de ligamentoplastia, como Burton-Pellegrini y Suspensoplastia Weilby, son consideradas el Gold Standard en el tratamiento de la rizartrosis. Estas involucran la extirpación del trapecio y la suspensión del primer metacarpiano mediante injerto tendinoso, generalmente hemitendón del palmar mayor. En el Burton-Pellegrini, el injerto se pasa a través de un túnel óseo en la base del primer metacarpiano, mientras que en el Weilby se estabiliza mediante una lazada con los tendones vecinos.

Actualmente, hemos incorporado una modificación a la suspensoplastia que utiliza un implante, evitando la necesidad de tomar parte del tendón del FCR del paciente. esto minimiza el dolor y la sintomatología asociada.

Dicha técnica la podéis ver en este vídeo.

En un esfuerzo continuo por mejorar, se están desarrollando nuevas técnicas de suspensoplastia con implantes. Entre ellas, destaca la reconstrucción ligamentosa con aumentación mediante el uso de anclas óseas o arpones.

Tras una técnica u otra, el paciente debe usar una férula u ortesis durante 2-3 semanas y luego comenzar la fisioterapia, que incluye ejercicios domiciliarios para una recuperación efectiva.

Prótesis

La prótesis implica reemplazar las superficies articulares del trapecio y el primer metacarpiano con piezas metálicas articuladas para restaurar los movimientos articulares.

Tiene la ventaja de una recuperación rápida sin inmovilización, pero puede presentar inconvenientes, especialmente en personas muy activas, con una tasa de fallo inferior al 10% en nuestros resultados.

El uso de prótesis de doble movilidad en nuestro centro ha reducido significativamente el riesgo de fallo, permitiendo una selección más cuidadosa de pacientes para este tipo de procedimiento

Artroscopia

La artroscopia es una técnica novedosa que utiliza una óptica de 1,9mm o 2,4mm para visualización articular y herramientas de 2mm para intervenir, abriendo solo dos portales de 3mm. Ofrece una recuperación rápida, sin hospitalización y cicatrices estéticas.»

Permite el retensado térmico de ligamentos y estabilización percutánea del metacarpiano (suspensoplastia con implante). Aunque es una técnica exigente y aumenta el tiempo quirúrgico en 30-40 minutos, no se indica de manera generalizada, debido a que los resultados con la cirugía abierta en nuestra experiencia son comparables a los obtenidos mediante artroscopia e intentamos reducir el tiempo quirúrgico en la medida de los posible.

Reservamos la artroscopia para casos de rizartrosis con artrosis STT o en pacientes jóvenes con más inestabilidad que artropatía. Tras la intervención, se coloca una inmovilización durante 2-3 semanas y la fisioterapia se inicia posteriormente, aunque la movilidad del pulgar a menudo se recupera en 10-15 días sin fisioterapia.

Rizartrosis

Rizartrosis y minusvalía

La rizartrosis puede tener un impacto en la funcionalidad de la mano y la calidad de vida de una persona, especialmente en etapas avanzadas de la enfermedad. En algunos casos, la rizartrosis puede ocasionar limitaciones significativas en las actividades diarias y el desempeño laboral, lo cual puede llevar a una situación de minusvalía.

1

La minusvalía, también conocida como discapacidad, se refiere a la restricción o impedimento de realizar actividades debido a una condición de salud o discapacidad física, sensorial o mental. En el caso de la rizartrosis, puede estar presente si la enfermedad provoca una limitación importante en las habilidades funcionales de la mano y del pulgar, lo cual afecta las actividades cotidianas como agarrar objetos, escribir, abrochar botones, entre otras.

2

La evaluación de la minusvalía se realiza mediante un proceso médico y administrativo específico, a cargo de profesionales especializados.

3

Es importante destacar que el impacto de la rizartrosis en la minusvalía puede variar de una persona a otra, dependiendo de factores como la gravedad de la enfermedad, el tratamiento recibido, el tipo de trabajo realizado y las habilidades funcionales requeridas en el entorno laboral.

Preguntas frecuentes sobre la la rizartrosis

Los síntomas más comunes de la rizartrosis son dolor, inflamación, debilidad y rigidez para realizar la pinza del pulgar con el dedo índice.

La artrosis es causada por el desgaste del cartílago que recubre la articulación. Puede ser causada por factores hereditarios, sobrecarga debido al uso excesivo o traumatismos previos.

El diagnóstico de la rizartrosis se basa en la historia clínica del paciente, un examen físico y la evaluación mediante radiografía simple en dos proyecciones.

El tratamiento para la rizartrosis incluye fisioterapia, medicamentos antiinflamatorios y analgésicos en estados iniciales. En casos más avanzados puede requerir cirugía. Es importante tratar la enfermedad tempranamente para evitar complicaciones y preservar la movilidad de la articulación afectada.

Puede ayudar a prevenir la rizartrosis mediante el fortalecimiento de los dedos y las manos, evitando lesiones y manteniendo una vida saludable.

La rizartrosis no tiene cura sin cirugía. Hay tratamientos para controlar síntomas y retrasar la enfermedad, pero la cirugía es la única opción para eliminar el dolor, recuperar la movilidad y resolver problemas de debilidad y deformidad de manera definitiva.

Consulte a un traumatólogo especializado en miembro superior para abordar la patología con éxito, especialmente en estados iniciales

Experiencias exitosas de nuestros pacientes

Evaluación EXCELENTE
A base de 254 reseñas
Muy buen trato. Me operó del túnel carpiano y todo fue genial. Un placer tratar con el Dr. Sánchez Ángulo.
Juanmi Salinas
Juanmi Salinas
2023-05-05
Profesionalidad, amabilidad, equipo inmejorable. El jueves me opero 3 dedos resortes , estuve perfecta en todo momento sin ningún impedimento para continuar con mi vida normal, nunca sentí dolor. Muchas gracias.
Ana Paula Castellani
Ana Paula Castellani
2023-04-25
Trato excelente,es muy fino en sus intervenciones y acierta en los diagnósticos,excelente,recomendable
Antonio Carbonell Lozano
Antonio Carbonell Lozano
2023-04-25
Excelente, profesional , y muy humano , te explica todo. Me operó de rizartrosis el día 13 de marzo, y cada día estoy mejor, yo lo recomiendo sin lugar a dudas. Pilar Martínez Avilés. Su equipo también excelentes profesionales.
Pilar M.A
Pilar M.A
2023-04-01
Trato excelente.
Matilde Hernandez
Matilde Hernandez
2023-03-09
Mi experiencia ha sido muy positiva. Estoy operada de una mano de rizatrosis con un resultado fantástico. No tengo ni dolores, mi molestias. Y estoy recién operada de otra mano. Y espero que el resultado va a ser igual de fantástico! El Dr. Sanchez Angulo es muy buen medico, muy amable, muy atento. Muchas gracias al doctor y todo su equipo!
Emilia Alieva
Emilia Alieva
2023-03-07
Un gran profesional que explica con claridad las patologías y los tratamientos. Excelente resultado cen las dos intervenciones que me ha hecho en las manos. Muy contenta. Trato muy humano y cordial.
Valentina González Murcia
Valentina González Murcia
2023-03-07
La experiencia super positiva. El cirujano me explicó cómo iba a ser la operación y recuperación y, que iba a ser muy fácil y rápida y no se equivocó. Me operaron el jueves 2e y al lunes siguiente estaba trabajando sin molestias ninguna. Estoy super contenta y agradecida por el gran trabajo
Josefa Fajardo Ortega
Josefa Fajardo Ortega
2023-02-27
No sé cómo expresar mi gratitud, quien salva una vida, salva un mundo entero. Gracias......otra vez nueva..
Encarni A.H.
Encarni A.H.
2023-02-24
Operacion de tunel carpiano. Un trato excelente antes durante y después de la operacion. Todo perfecto y sin apenas molestias.
Sandra Nink
Sandra Nink
2023-02-13

    Abrir chat
    Hola
    ¿En qué podemos ayudarte?