Consejos

Cómo dejar de hacer crujir los nudillos para siempre en 3 sencillos pasos

No hay comentarios

Todos tenemos hábitos, y a veces no todos son buenos. ¿Uno de estos hábitos es crujirse los dedos? Sentimos decirte, que este es un mal hábito.

Un simple crack puede ser muy perjudicial para la salud de tus manos. Pero, ¿sabes por qué se produce este crujido? 

El crujido de los nudillos separa los huesos y el cartílago, lo que libera el líquido sinovial que lubrica la articulación. Este fluido es una mezcla de nitrógeno y dióxido de carbono. Cuando se combina con aire, se convierte en gas; esto es lo que produce ese sonido de «estallido».

¿Por qué es perjudicial para nuestras manos? 

Si eres alguien que se ha crujido los nudillos durante mucho tiempo, es posible que hayas desarrollado uno o más de los siguientes síntomas:

  • Manos doloridas o hinchadas
  • Fuerza de la mano reducida
  • Daño a los tejidos blandos de la cápsula articular
  • Daño a los ligamentos de su mano, ese tejido blando que conecta los huesos

Una vez que se está acostumbrado a crujirse los nudillos, puede parecer difícil parar, pero con disciplina y voluntad se consigue. Si continúa así durante años, corre el riesgo de dañar los tendones, los ligamentos y las articulaciones de la mano. 

Si tienes este mal hábito, aquí te traemos la solución en 3 sencillos pasos para dejar de hacerlo

3 consejos para dejar de crujirse los nudillos

Si tienes este mal hábito, aquí te traemos la solución en 3 sencillos pasos para dejar de hacerlo: 

  • Encuentre la causa.  El primer paso es averiguar cuándo y por qué hace crujir sus nudillos. Darse cuenta de cuándo lo está haciendo y qué sentimientos se asocian a ello, es posible que se percate de por qué no puede resistirse a todos esos estallidos y podrá parar.
  • Mantenga sus manos ocupadas. Distraiga sus manos girando un lápiz o apretando una pelota antiestrés. O mantenga sus manos y mente ocupadas escribiendo, dibujando o haciendo garabatos.
  • Escríbalo. No solo mantendrá sus manos ocupadas escribiendo, sino que cuando escriba algo realmente profundizará en ello. Anote sus emociones en torno al crujido de nudillos y lo que está pasando en su cabeza cuando lo hace. Analice lo que escribió y observe cuáles son sus factores desencadenantes: ¿Se hace crujir los nudillos cuando está aburrido? ¿Ansioso? Tenerlo por escrito le hará más consciente de su mal hábito y hará que sea más fácil dejar de hacer crujir los nudillos para siempre.

 

Es posible que se cruja los dedos por alguna dolencia o malestar, y esta no es la solución. Solicita una cita con el Dr. Sánchez Angulo para estudiar su caso y encontrar un tratamiento adecuado. 

 

Tags: Consejos

Artículos relacionados

Lesiones de la mano, la muñeca y el codo relacionadas con el Golf
Cómo elegir un especialista de manos según sus necesidades
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?